Connect with us

Comunales

Programa de Alternancia Educativa permitió a estudiantes de Canela tener clases prácticas en el Parque Eólico Totoral

Publicado

el

Poner en práctica lo aprendido en las aulas e interactuar en terreno con sus futuros colegas, ese es el objetivo del Programa de Alternancia Educativa que, en esta primera versión, permitió a 30 estudiantes del Liceo Polivalente de Canela realizar durante el segundo semestre del año 2021 parte de sus clases en las dependencias del Parque Eólico Totoral, operado por Latin America Power (LAP), empresa de generación de energía renovable.

Este programa se enmarca en el convenio firmado en octubre pasado entre LAP y dicho liceo, el cual forma parte del proyecto Red Educación Técnica Choapa impulsado por Minera Los Pelambres y su programa Somos Choapa y Fundación Educación 2020.

En esta versión, las y los estudiantes de tercero medio de la especialidad de Mecánica Industrial realizaron un programa de 12 horas lectivas en tres módulos dentro del parque eólico, donde aprendieron de Protocolos y Normas de Seguridad, Mantención y Operaciones, y Medio ambiente y Sostenibilidad.

“Para nosotros es muy enriquecedor haber contribuido a la formación de estos estudiantes a través de la entrega de conocimientos y herramientas que les servirán para su desarrollo profesional. Es por ello que desde el 2020, uno de nuestros objetivos ha sido vincularnos con nuestro entorno a través de la educación, por lo que la firma de este convenio viene a reforzar esos vínculos”, comentó el gerente general de Latin America Power, Diego Hollweck.

Para Carola Campero, subgerente de Empleabilidad de Minera Los Pelambres, una de las claves del trabajo que realiza la compañía a través del Somos Choapa en materia de educación, es el fortalecimiento de la red de liceos técnicos. “Parte importante de las acciones del programa consideran este tipo de convenios que permiten la vinculación de las empresas del territorio, con los cinco liceos de la Red TP y a su vez con los y las estudiantes para que puedan vivir experiencias y adquirir conocimientos que enriquezcan su aprendizaje”, señaló.

Daniel Leiva, estudiante de 3°C del establecimiento, menciona que la alternancia educativa “nos permite expandir nuestros conocimientos más allá de lo que uno logra ver en liceo, ya que logramos divisar otro tipo de enfoque a lo que uno puede alcanzar como profesional en distintos ámbitos”. Además, agregó que “pude adquirir aprendizajes tales como el monitoreo que se le da a cada torre, el interior y funcionamiento de esta misma y cómo es trasladada la energía a las subestaciones donde logramos hacer mantención a las celdas de batería y sus cargadores. También diversas explicaciones, las cuales nos dieron conocimiento de cómo toda esa energía era llevada a la red nacional de energía eléctrica”. 

Por su parte, su compañero Roberto Choque, mencionó que en cuanto a conocimientos “aprendí que en Chile más del 20% de la energía es limpia. También, a realizar mantenimientos electromecánicos y que al trabajar en una empresa de energía se pueden sufrir graves lesiones si no se cuenta con los implementos necesarios para la ejecución de las tareas”. El estudiante, además destacó que “definitivamente me gustaría volver a participar de la alternancia, porque me llamó bastante la atención y me gustaría aprender más sobre el tema”.

Omar Villarroel, docente del liceo, valoró esta experiencia que se le brindó tanto a estudiantes hombres como a mujeres, puesto que cada día hay más diversidad de género en esta área. “En el liceo, actualmente tenemos a cinco mujeres de 3° Medio en la especialidad y este año egresaron seis de 4° Medio, entonces le damos mucha importancia a la diversidad de género y LAP lo entiende, por ello nos brindó esa posibilidad para que las y los estudiantes cumplan un rol específico de igual a igual. Lo mismo que pasa en el taller de la especialidad, acá en el Liceo no se hacen distinciones de género al momento de trabajar una máquina o del que tenga que soldar o cortar con un galletero o con una sierra o usar un martillo, todo acá se trabaja y se hace como como debe ser, sin esa problemática de la fuerza, sino que la fuerza usualmente se transforma en un sentido de inteligencia, y valor al desarrollar una actividad”. 

Al respecto, Dominga Ríos, jefa de proyectos de Fundación Educación 2020 recalcó que “creemos que todas las partes podrán evaluar con orgullo esta experiencia, sean los propios estudiantes que pudieron experimentar, practicar, conocer de cerca el rubro de las energías renovables, como también para la empresa que preparó todo un escenario pedagógico para recibir a los estudiantes y apoyarles en su proceso de desarrollo técnico y vocacional”. Agregando, “esperamos también que esta experiencia sea un incentivo para que otras empresas del territorio se entusiasmen a establecer vinculaciones con la Red para ampliar estas oportunidades que tienen por propósito fortalecer la educación técnica del país”.

Como parte de la alianza, las clases prácticas que les permitirán a los estudiantes desarrollar sus conocimientos técnico-profesionales son dictadas por tutores educativos del Parque Eólico Totoral y representan una pasantía aprobada por la Seremi de Educación de la Región de Coquimbo.

Asimismo, el Liceo Polivalente de Canela es pionero en la implementación de este tipo de convenios de alternancia educativa que, como estrategia curricular, combina la formación que se realiza en el liceo con otros lugares de aprendizaje, como empresas e instituciones de educación superior, en instancias que potencian la formación.

Seguir leyendo
Comentarios

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Lo más leído